Mayoria opositora confirma juramentacion de 112 diputados

*En la foto simpatizantes de la oposición muestran su apoyo fuera de la Asamblea Nacional en Caracas, el martes 5 de enero.

Ante las acciones realizadas y aprobadas este miercoles por la mayoria opositora en la Asamblea Nacional, el gobierno venezolano desistió de proponer, como lo tenía planteado, un decreto de emergencia económica. El diputado oficialista Elías Jaua, quien hizo el anuncio, dijo que “actuaremos en el marco de la constitución y de las leyes que tiene el presidente Nicolás Maduro”.

El oficialismo tomó esta decisión después que el bloque opositor mayoritario juramentó a tres de los diputados electos del estado sureño de Amazonas que fueron arbitrariamente suspendidos la semana anterior por el Tribunal Supremo de Justicia.

El justo recordar que el TSJ fue aumentado con intencional premura por la Asamblea saliente el 30 de diciembre, juramentando a 13 magistrados mas y 32 suplentes de tendencia oficialista.

Ese tribunal suspendió la juramentación de esos legisladores en respuesta a una impugnación de partidarios de los socialistas, que acusan a la oposición de supuestamente manipular las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

La bancada opositora denuncio, que esa medida fue tomada por el TSJ para burlar la voluntad de cambio expresada en las urnas y de esta manera despojar a la oposicion democratica de la mayoria calificada que obtuvo tras los comicios del 6 de diciembre pasado.

Tras su juramentación fueron incorporados los diputados opositores Julio Haron Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, entre los aplausos de sus colegas y los gritos de algunos manifestantes, que estaban en los balcones del hemiciclo, que decían “112, 112” en alusión a los opositores que fueron electos en comicios del 6 de diciembre.

La bancada oficialista consideró la acción como una “violación” a la constitución.

Horas después, Maduro catalogó como “grave” la acción de sus adversarios y anunció que con serenidad evaluará los pasos a seguir ante los supuestos intentos de la oposición por desestabilizar el país, generando una crisis institucional.

“Hoy han sucedido cosas graves en la Asamblea Nacional”, dijo Maduro, quien adelantó que en breve se reunirá con sus más cercanos colaboradores para “evaluar con cabeza fría, en calma, con tranquilidad; pero con mucho espíritu nacional, patriótico, bolivariano, chavista, los pasos que hay que dar con esta gente que amenaza la estabilidad, la tranquilidad del país y la paz”.

Por su parte, el diputado oficialista, Diosdado Cabello, anunció que acudirán al máximo tribunal para presentar “acciones legales” y denunciar a la directiva del congreso por el “desacato” de la sentencia sobre los diputados de Amazonas.

Cabello consideró que bajo esta nueva realidad la confrontación entre poderes es “inevitable”.

La oposición, sin embargo, defendió con firmeza la juramentación.

“Para nosotros era imposible no reconocer los derechos políticos de estos diputados (de Amazonas) que han sido electos entre otras cosas porque consideramos viciada la sentencia de la Sala Electoral”, afirmó el primer vicepresidente del congreso, Enrique Márquez, al defender la acción de la mayoría opositora.

Márquez dijo a la AP que la oposición tratará de “llamar a la sindéresis” al oficialismo, pero sostuvo que “es inevitable el choque de poderes”.

“Desafortunadamente el gobierno ha optado por un enfrentamiento entre poderes con la sentencia del TSJ (Tribunal Supremo de Justicia)”, agregó.

Al ser consultado sobre la posible acción legal que podría emprender el oficialismo contra la directiva del congreso, el opositor señaló que “eso es un invento que no nos atemoriza para nada”.

Al final de la sesión se generó una situación violenta en una de las salidas de la Asamblea Nacional donde se concentraron decenas de manifestantes oficialistas que lanzaron potentes fuegos artificiales a algunos congresistas mientras abandonaban la sede del congreso, situación que obligó a los guardias nacionales a reforzar la presencia en los alrededores.

La juramentación tomó a muchos por sorpresa. En la primera sesión ordinaria del año se esperaba que la bancada oficialista presentara ante la Asamblea Nacional una propuesta de decreto de emergencia que utilizaría Maduro para hacer frente a la crisis económica, en la primera sesión del legislativo dominado por la oposición.

Apenas se juramentó el martes como nueva mayoría en la Asamblea Nacional, la oposición ordenó remover del edificio los afiches y cuadros que retrataban a Hugo Chávez.

“No quiero ver un cuadro aquí que no sea el retrato clásico del Libertador. No quiero ver a Chávez o (Nicolás) Maduro, llévense toda esa vaina (cosa) para Miraflores (sede del ejecutivo) o se lo dan al aseo”, ordenó el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup.

Por su parte, el diario El Nuevo Herald, en el parrafo final de un reciente editorial afirma: “Maduro tiene la responsabilidad de evitar enfrentamientos en la polarizada sociedad venezolana. Debe reconocer que la mayoría de la población quiere un cambio, y que ese cambio ha comenzado con la instauración de una nueva Asamblea Nacional controlada por la oposición. Las bases del chavismo están socavadas, y un referendo revocatorio es la mejor salida que Maduro puede ofrecer a un pueblo cansado de sufrir una pesadilla”.

Deja tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Gravatar
Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s