La economía cubana falla porque va contra el mercado (Primera Parte: La Oferta)

oferta-y-demandaPor Jorge Ros

Las economías de libre mercado, funcionan ineludiblemente bajo la ley de la oferta y la demanda. Esta es una Ley Económica tan inmutable como lo es la Ley física de la Gravedad. No se puede vivir sin tener que tratar con ellas.

No voy a meterme con la Ley de la Gravedad, pero si voy a meterme con las Leyes Económicas cuyo cumplimiento, en mucho define el nivel de vida de la gente. Hablemos de lo que se conoce como bienes de consumo, o sea, los productos que las personas compran para ellos mismos, La oferta se integra por los productos que están en las tiendas y centros de venta. Así en una tienda de abarrotes se ofertan viandas y comestibles y uno puede comprar arroz, frijoles, yuca, productos enlatados, etc. En una carnicería uno puede comprar diferentes cortes de carne de res y de puerco y si es pollería, ofrecerán pollo.

Una tienda electrónica oferta productos electrónicos de consumo y los compradores van a adquirir televisiones, computadoras, accesorios electrónicos, etc. Normalmente existen tiendas para todas las cosas, sean tiendas especializadas o grandes tiendas por departamento que ofrecen todo.

A veces los fabricantes venden directamente a las tiendas, pero lo más común es que ellos vendan lo que se conoce como mayoreo, es decir, grandes volúmenes. O sea, no te venden un pollo sino un camión repleto de pollos que lo compran los minoristas o detallistas para venderlos a las personas en pequeñas cantidades. Asimismo, los mayoristas de Televisores, no venden una sola televisión sino decenas o centenas a las tiendas que luego las venden al detalle al consumidor que solo quiere una televisión. Estos mayoristas conforman lo que se conoce como cadena de distribución. Esto es, distribuyen el producto para hacerlo llegar a los puntos donde los consumidores los puedan adquirir.

En Cuba, los llamados cambios económicos están permitiendo que los llamados cuentapropistas, que es el nombre que se da al sector privado cubano, puedan vender algunas cosas y prestar algunos servicios, pero la mayoría de las actividades continúan reservadas para el estado. El gobierno en ningún caso permite que existan grandes productores que produzcan altos volúmenes logrando economías de escala o sea, se produzca a un costo menor o dicho de otra forma, con mayor productividad. Solo permite pequeños productores que a su vez tienen que comprar sus insumos del estado, ya que no se permiten cadenas de distribución privadas.

La consecuencia es una oferta muy limitada, a unos precios muy elevados. No hay una producción suficiente para que llegue a toda la población, o sea, existe escasez, entendiendo por escasez el hecho de que no pueda satisfacerse toda la demanda.

Normalmente la oferta se integra de dos componentes: La producción nacional y la importación. Esto es, si no se produce suficiente cantidad de algo, por ejemplo de huevos, se importan huevos de otros países que tienen un excedente para poder satisfacer la demanda. En Cuba el único que puede importar es el gobierno y el único que maneja las cadenas de distribución es el gobierno. Por eso el responsable de que exista escasez de muchos productos o de que no se consigan en ciertas localidades es el gobierno.

Pero el gobierno cubano tiene miedo de que se generen empresas que adquieran un poderío económico. Por eso no permite que existan grandes productores, por eso no permite que los particulares puedan vender o detallar todos los productos, por eso no permite que empresas privadas o cuentapropistas, como los quiera llamar, organicen cadenas de distribución y por eso tampoco permite que empresas privadas o cuentapropistas puedan dedicarse a la importación de productos.

Esto que he explicado con pollos, carne, yuca y televisores, sucede con todos los productos que usted se pueda imaginar y no solo con los de consumo.

Y por otro lado, el gobierno cubano no permite que se formen empresas que produzcan localmente muchos productos. ¿Quién puede poner una fábrica de computadoras en Cuba? ¿Quién puede poner una fábrica de muebles? Y esas fábricas emplearían a personas que recibirían un sueldo por su trabajo, y puedo asegurarles sin temor a equivocarme que sería mucho mayor a los 20 o 30 pesos tan comunes en Cuba.

Por eso es indispensable que el gobierno cubano abra la economía, haga una pequeña lista de aquellos pocos productos que el estado decida reservarse para sí mismo, y permita que los particulares puedan organizarse para producir, distribuir, importar y vender todo lo demás. Así se genera riqueza y así se crea capital. Ese es el gran cambio económico que debe darse en Cuba.

Eso permitiría hacer crecer el Producto Interno Bruto (PIB) y el Producto Nacional Bruto (PNB). Sin meterme en definiciones estrictas, les diré que la diferencia básica entre ambos es que el primero considera únicamente el valor de los bienes producidos en el país, mientras el segundo complementa el valor de los bienes ofertados al incluir los bienes que se importan para satisfacer el mercado. En las economías cerradas, o sea, aquellas que no importan ni exportan nada, el PIB y el PNB son iguales.

Insisto que no quiero meterme en definiciones de conceptos macroeconómicos, por tanto, en lenguaje plano diré que mientras más produzca, más rico será un país. Por eso resulta absurdo que el gobierno cubano ponga restricciones o prohíba que se produzcan bienes. Esas restricciones y prohibiciones son culpables de que la economía cubana no crezca, de que falten muchos productos y de que ahora se tenga que importar productos que hace 50 años se producían y hasta se exportaban.

Es un valor entendido y aceptado por los principales economistas, y cito nuevamente a la revista “The Economist” que mientras el gobierno cubano no modifique las leyes y permita e incentive la producción privada, tanto nacional como extranjera, será imposible que la economía cubana despegue.

La próxima semana analizaré el otro aspecto del mercado: La demanda.

Deja tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Gravatar
Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s