El verdadero rostro de un farsante

Featured image

*En la foto que muestra esta publicacion se aprecia la portada el libro prologado por Jorge Mario Bergoglio (hoy Papa Francisco) cuando era Arzobispo de Buenos Aires, sobre los dialogos efectuados entre el Papa Juan Pablo II y el dictador Fidel Castro, cuando el primero visito Cuba. Conociendo hoy estos antecedentes de Bergoglio, ahora se puede entender con suma claridad sobre “el por que” de lo sucedido en la infame componenda, Castro-Vaticano-Obama, tramada por largo tiempo en las tinieblas del silencio, contra la libertad del sufrido y oprimido pueblo cubano. No hay dudas, a estos personajes, Dios los crea y el diablo los junta y a Jorge Mario Bergoglio (hoy Papa Francisco) como todo indica, no tuvo el menor sentimiento de piedad por aquellos valientes jovenes catolicos que morian gritando frente a los paredones..¡¡Viva Cuba Libre!!..¡¡Viva Cristo Rey!!..

Por Cesar Vidal

Corría el año 1998 cuando se publicó un libro titulado Diálogos entre Juan Pablo II y Fidel Castro. La obra consistía en realidad en una recopilación de las homilías pronunciadas por el papa durante su visita a Cuba y de los discursos que, en respuesta, había pronunciado el dictador caribeño. Partiendo de esa base, el libro no presentaba mayor interés en la medida en que se limitaba a recoger textos de circunstancias. Sin embargo, sí resultaba más que llamativo su prólogo. A lo largo de casi medio centenar de páginas, aquel preámbulo presentaba una visión de Cuba ciertamente notable.

El prologo escrito por el hoy Papa, achacaba sus males no a la dictadura comunista sino a lo que denominaba el bloqueo de Estados Unidos; cargaba después contra el sistema capitalista basándose incluso en algunos de los textos pontificios de Juan Pablo II y, finalmente, afirmaba que el sistema político y social más cercano a la doctrina social de la iglesia católica era un socialismo como el cubano siempre que se le añadiera la idea de Dios.

Al concluir la lectura del prólogo, poca duda podía haber de que su autor simpatizaba con la dictadura cubana y no sentía un especial afecto por la democracia liberal. El autor de aquel prólogo, por añadidura, no era Leonardo Boff, Gustavo Gutiérrez, Jon Sobrino o algún otro de los teólogos de la Liberación. Se llamaba, en realidad, Jorge Mario Bergoglio y era Arzobispo de Buenos Aires. Hoy todo el mundo lo conoce como el Papa Francisco”.

Un comentario en “El verdadero rostro de un farsante

  1. Desde luego, señor Vidal, es Vd. un periodista poco respetable.
    Le voy a citar un solo párrafo literal del libro. El lector dirá en qué se parece esto con la basura escrita por Vd.:
    “El segundo factor de crisis, ha sido la ineficacia de la revolución en su aspecto económico. No debe entenderse esta cuestión como meramente técnica, sino más bien como consecuencia de la violación de los derechos humanos a la iniciativa, a la propiedad y a la libertad en el sector de la economía”.

    Me gusta

Deja tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Gravatar
Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s