Conozca los 5 lugares en los que estuvo enterrado el cuerpo de José Martí

Recordamos que el 19 de Mayo de 1895, José Julián Martí y Pérez caía en combate, en Dos Ríos, Jiguaní, en la provincia de Granma, República de Cuba. Esa misma noche los españoles acampan en El Jobo y allí el capitán Enrique Satue y el traidor Antonio Oliva reconocieron el cadáver de José Martí, Héroe Nacional de Cuba.

Remanganagua (1895)

Un día después de la caída en combate de José Martí en Dos Ríos, su cadáver recibe la primera sepultura en el cementerio de Remanganagua cuando era trasladado hacia Santiago de Cuba por las tropas españolas. Remanganagua, sitio ubicado a cuatro kilómetros de la carretera central que une a Santiago de Cuba con Contramaestre, es el escogido para rendir tributo al Héroe Nacional en cada fecha histórica.

Este estaba muy cerca del lugar donde cayó y era un cementerio muy humilde, allí sus restos sufrieron un gran deterioro y fueron exhumados, siendo trasladados a la necrópolis general de la provincia.

Nicho 134 Galería Sur – cementerio Santa Ifigenia (1895)

El doctor Pablo A. de Valencia Forts llego a Remanganagua el día 23 y ante el avanzado estado de descomposición del cuerpo decide dejar sepultadas allí las vísceras del Maestro.

En el dictamen forense el medico señala los rasgos físicos de Martí, que en el momento de su caída en combate vestía saco oscuro y pantalón claro, calzaba borceguíes negros y llevaba consigo, entre otras prendas, un reloj de oro con sus iniciales, un revolver con culatin de nácar, un machete, alforjas de cuero, una cartera de bolsillo con notas, retratos, espuelas vaqueras, una escarapela bordada con mostacilla, que se dice Utilizo Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, y en un dedo de la mano una sortija de hierro, en la que se leía la palabra CUBA, elaborada con los grilletes que le aprisionaron en el presidio político.jmcadaver

De acuerdo con el testimonio de los propios colonialistas, Martí fue despojado de todo, y Sandoval conociendo el rango del muerto lo condujo amarrado en una bestia y en un momento de descanso, sobre la tierra enfangada, lo sepulto sin caja y con el cadáver de un español encima en Remanganagua.

Los restos del Apóstol fueron enviados a Santiago de Cuba, donde llegó el 27 de mayo de 1895. Sus restos fueron enterrados aquí, pero el mismo no cumplía las condiciones dignas para tan célebre figura.

Templete (1907)

El tercer entierro fue motivado por una disposición sanitaria del gobierno interventor norteamericano, que ordenó la demolición de los antiguos nichos del cementerio. Para lograr una tumba para el Apóstol se constituyó una comisión integrada por diferentes personalidades. Figuraban entre otros Francisco Pérez Carbo, Emilio Bacardí, José Bofill Cayol y el general Rafael Portuondo Tamayo entre otros.

El nuevo local de descanso de los restos de Martí fue inaugurado el 24 de febrero de 1907. Se dice que fue el primer verdadero entierro porque alrededor de su tumba aparecían varias lápidas con pensamiento del mismo y además en la exhumación participó su hijo Ismaelillo.

Castillo de los generales (1947)

En 1946 se convocó a un Concurso Nacional para construirle una tumba digna al Apóstol.

El proceso de construcción de la tumba planteó la necesidad de hacer el traslado de los restos de Martí al Retablo de los Héroes en el mismo cementerio, este acto se realizó el 8 de septiembre de 1947. El 29 de junio de 1951 se procedió a colocar los restos en una nueva caja metálica y se trasladó al Gobierno Provincial, para rendirle el máximo tributo a Martí. Aquí se le rinden póstumos honores y se vela durante toda la noche.

Mausoleo (1951)

Se recibieron 18 proyectos que fueron presentados en una exposición en los salones del Gobierno Provincial desde el 28 de enero al 2 de febrero de 1948.

Fue seleccionada la obra del arquitecto Joaquín Benavent y el escultor Mario Santi. Posteriormente se decide hacer una recogida por cada cubano de 0.20 centavos, para financiar el proyecto.

Luego del esfuerzo azaroso de muchos hombres y mujeres dignas y la contribución del pueblo de Santiago de Cuba, los restos mortales de José Martí son llevados a su definitiva morada, el 30 de junio de 1951, tras un largo peregrinar que comenzó el 19 de mayo de 1895, cuando los españoles segaron su vida.

 

Deja tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Gravatar
Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s